sábado, 25 de marzo de 2017

Un año después... World Trigger (III)


Testing Manga 30 - World Trigger - 24 de marzo de 2014
Un año después... World Trigger - 24 de marzo de 2015
Un año después... World Trigger - 27 de marzo de 2016

Ya hace un tiempo que no estamos pudiendo disfrutar de este manga. Desde noviembre de 2016, el autor Ashihara Daisuke mantiene problemas de salud que le impiden continuar con su publicación. En hiatus desde entonces, esperamos desde aquí que se mejore cuanto antes y pueda seguir dando vida a la gran historia que están creando sus lápices.

Por tanto, no hay tantas cosas que comentar como en ocasiones anteriores. Hasta el momento del parón, World Trigger seguía con esa dinámica de crecimiento que para mí lo colocaba entre los mejores mangas de la Jump. Plantando nuevas bases, desarrollando las batallas y los poderes, haciéndonos conocer aún más a los personajes... Una serie en constante evolución a la que aún le queda muchísimo por contar. Pero por ahora, paciencia y a desear que su creador se recupere.

SPOILERS

Pese al menor número de capítulos publicados en el último año, los avances no han sido pocos. Tras su primera derrota, Tamakoma 2 necesitaba un cambio en su estrategia y mejorar en los grandes puntos débiles que eran Mikumo y Amatori. La nueva habilidad Spider de Osamu permite al capitán ser importante incluso tras ser eliminado, proveyendo a Kuga de mayor movilidad y dándole a Chika blancos más fáciles, a los que puede apuntar gracias a la incorporación de la Lead Bullet en su arsenal. Sin embargo, tras dos batallas usando esta táctica con éxito, parece que sus rivales ya han dado con la clave para contrarrestarla, considerando a Osamu como el primer objetivo a eliminar para evitar que coloque los cables y jugando así la estrategia en su propia contra. En ese momento justo y previo a la revancha con Kageura, Azuma y Murakami, es cuando se une al equipo Hyuse, dándole de nuevo a Tamakoma 2 el empuje de poder necesario para no estancar su manera de luchar.

El ascenso de Hyuse a Rango B ha estado muy bien calculado tanto por lo dicho en el párrafo anterior como por la forma de exponer su camino. Haciendo que se enfrentara a otros atacantes se ha podido ver cuál es el nivel de fuerza del neighbour, cercando al quinto puesto. En la elección de sus triggers ha priorizado los elementos que el resto del equipo no posee, como la capacidad de defensa de Escudo. Suponemos que va a utilizar Kogetsu en un inicio, complementado con Senku y Viper como atacante de corta y media distancia. Ese elemento que Hyuse aportará en las batallas directas puede que no sea la única mejora que Tamakoma 2 recibirá próximamente, ya que en el último capítulo publicado se insinúa que Chika puede llegar a disparar. No sé si lo hará en las propias batallas internas de Border, pero tras esas palabras es seguro que en algún momento de la serie llegará a hacerlo. Más le vale, ya que con su presencia asegurada en la próxima expedición, su valor tiene que verse reforzado para que la dejen luchar con el riesgo que esto tiene. 

Como nuevos personajes interesantes hemos conocido al ya mencionado Ikoma y a Ouji. Ambos dos me parecen buenas apariciones, sobre todo en la parte humorística. Me he reído un montón con Ikoma hablando de comida antes del enfrentamiento mientras los otros dos escuadrones seguían discutiendo sobre la táctica. Y más todavía con Ouji y su sistema de iconos representativos de cada combatiente, sumado a que no había uno al que llamara por su nombre correcto. Larga vida a Amatriciana.

World Trigger en el último año

Se mantiene

Nota para Ruff: 7.25

jueves, 16 de marzo de 2017

Testing Manga 64 - Kimetsu no Yaiba


Publicación: 15 de febrero de 2016 hasta la actualidad
Autor: Koyoharu Gotouge
Género: Fantasía, acción, sobrenatural
Volúmenes: 5 en la publicación de la entrada

En un antiguo Japón en el que la presencia de demonios era común en las aldeas, la familia del joven Kamado Tanjirou es atacada por uno de ellos. Esa noche él era el único que estaba fuera de casa, y al volver esa mañana encontró los cuerpos de sus padres y hermanos envueltos en sangre. Pero no todos estaban muertos, su hermana Nezuko aún respiraba. Cuando Tanjirou cargaba con ella en busca de ayuda, Nezuko despierta convertida en un demonio. Aunque en primera instancia se lanza a atacar a su hermano, finalmente los sentimientos que unen a ambos consiguen aplacar los instintos de Nezuko y ambos parten en un viaje en busca de la forma de volverla humana de nuevo.


TESTING GENERAL

Kimetsu no Yaiba es una reciente serie de espadas y demonios publicada en la Weekly Shonen Jump. Destaca desde un primer momento por su peculiar estilo de dibujo, que desprende un aroma tosco y antiguo que sin embargo se adapta muy bien teniendo en cuenta la época en la que se sitúa la historia. Es verdad que cuesta un poco acostumbrarse a él, con diseños algo particulares en cuanto a personajes (cabezas grandes y redondas) y trazos simples y discontinuos. Si logras adaptarte a ello, puedes disfrutar de algunas batallas de espadas bastante dinámicas representadas de una manera poco habitual en los mangas shonen.

No suelo empezar hablando del dibujo, pero quizás es lo más destacable de esta obra. La trama no es nada del otro mundo y nos muestra el avance de Tanjirou en la búsqueda de una solución para el problema de su hermana, sin giros de guión ni salidas de tiesto. Como es normal en estos mangas, el grupo protagonista va creciendo poco a poco incorporando nuevos personajes que aportan una mayor variedad a los combates, además de nuevas personalidades y cierto toque de humor muy agradable.

En general, me gusta decir que Kimetsu no Yaiba es una serie entretenida, fiel a una línea y que te hace pasar unos buenos ratos sin demasiados alardes ni idas de tuerca. ¿Es esto bueno o malo? No sabría decir, pero a mí por ahora me parece un buen pasatiempo.


TESTING CON SPOILERS

Con avance lento y seguro, la serie ha establecido su propio estilo y va haciendo crecer a los personajes a partir de ello. Si bien no es una serie graciosa en general, la interacción entre los tres personajes masculinos principales aporta un buen toque cómico. Tanjirou es bastante normalete, pero tiene cierto carisma y cumple bien su rol de protagonista. Zenitsu es algo desesperante con sus impertinencias, pero en su justa medida causa algunas sonrisas. E Inosuke, el que más me gusta, jugando el típico papel de tipo duro que solo busca pelea y produciendo un buen contraste con los otros dos. Actualmente, la historia se sitúa en la recuperación de las lesiones en los aposentos de Shinobu en una etapa de transición tras el arco de los demonios-araña. Pese a la falta de acción, me están pareciendo unos capítulos muy divertidos y últimamente los estoy cogiendo con ganas.

Los batallas creo que son un buen punto en este manga, apoyadas por esa extraña manera de dibujar del autor. Suelen ser peleas alejadas de la pura fuerza, en la que sobre todo Tanjirou elige entre varias técnicas de espada y estrategias para buscar la victoria. Todavía queda que veamos un combate puro de Zenitsu, que supongo que no se tirará toda la serie luchando dormido, y ver un poquito más de Inosuke, la más reciente incorporación del grupo. A la par que aumentan su poder, espero que nos muestren enfrentamientos más emocionantes.

Queda por ver cómo avanza el argumento principal. Nezuko parece controlar sus impulsos de demonio incluso tras observar sangre cerca de ella, así que se mantendrá estable durante un tiempo. ¿Terminará el manga con la curación de Nezuko, o se irá más allá buscando la destrucción de Kibutsuji? Ahora que las Lunas Demonio parecen haberse reunido, espera una buena época en la que todos los guerreros tendrán que demostrar su poder.


VALORACIÓN

Dibujo: 6. Es extraño y no entra fácilmente por los ojos. Aporta al manga un estilo peculiar pero probablemente a mucha gente no le convenza.
Línea argumental: 6. No es nada del otro mundo pero es un buen punto de partida para provocar combates y acción en general.
Personajes: 7. Los principales están bastante bien, y se suman a ellos cada vez más secundarios que queda por ver cómo se incorporan a todo esto.
Duración: 9. Está en una fase temprana en la que sólo puede seguir creciendo. Por ahora domina muy bien los tiempos.

Nota para Ruff: 6.

Kimetsu no Yaiba podría ser ese alumno que nunca va a sacar un sobresaliente, pero que tampoco está en peligro de suspender. Un alumno aceptable, seguro en su trabajo y que con su desarrollo consigue una buena marcha que cree suficiente. Podría pedírsele que asuma más riesgos, que busque no gustarnos, sino encantarnos. Pero no son pocos los mangas que por exceso de ambición consiguieron el resultado contrario. Que arriesguen otros. Por el momento, me conformo con que siga entreteniéndome a este nivel. Quién sabe, quizás por sí mismo se convierta en un notable.

martes, 7 de marzo de 2017

Testing Manga 63 - Platinum End


Publicación: 4 de noviembre de 2015 hasta la actualidad
Autor: Ōba Tsugumi (historia), Obata Takeshi (dibujo)
Género: Drama, sobrenatural
Volúmenes: 4 en la publicación de esta entrada

Kakehashi Mirai ha perdido las ganas de vivir y decide poner fin a su desgraciada vida saltando al vacío desde un edificio. Cuando se supone que todo debe terminar, es salvado por un ángel de nombre Nasse que le ofrece una manera diferente de seguir viviendo. Mirai obtiene entonces una serie de poderes con los que cambiar radicalmente su destino y poder ser feliz, pero a su vez pasa a participar en un juego de supervivencia entre trece personas como él. El ganador obtendrá el mayor premio de todos los posibles: ser nombrado sucesor de Dios.


TESTING GENERAL

Se hicieron conocidos en todo el mundo con Death Note. Confirmaron su talento con Bakuman. Y, tras varios años de parón en su trabajo conjunto, el dúo maravilla del manga juvenil volvió a finales de 2015 con otra serie que empezó a vender sólo con el nombre de sus autores. El salto previo desde el suspense al slice of life pudo hacer pensar que su siguiente obra vendría de nuevo a través de otro género diferente, pero la pareja decidió volver a sus orígines mezclando lucha psicológica y fantasía. Después del amargo sabor que dejó a mucha gente el final de Death Note, podía ser la forma ideal de redimirse. Pero desgraciadamente, en esta ocasión no han dado con la tecla.

Platinum End se parece mucho a la serie de Yagami Light y L. Quizás hasta demasiado, lo que provoca una inevitable y constante comparativa con el manga de shinigamis. Un protagonista que se encuentra con un gran poder, aliados con habilidades similares y la capacidad de controlar a otras personas. Sin embargo, el gran atractivo de Death Note era ese enfrentamiento entre los personajes principales, cargados de carisma y con los que te posicionabas al poco tiempo de conocerlos. En Platinum End tenemos a un Kakehashi Mirai que no hay por dónde cogerlo. Es aburridísimo y evidentemente inferior a su rival, que no se queda atrás en lo que a ausencia de feeling con el lector se refiere. Los secundarios siguen la misma línea, sin uno solo que despierte cierto interés en su manera de actuar o personalidad. Si una obra así flaquea de tal manera en los personajes, poco jugo puede sacarse.

La trama y el desarrollo de los acontecimientos no están mal del todo. Pese a los problemas descritos, la historia avanza en la dirección correcta y resulta bastante entretenida. No ha habido momentos de máxima tensión, pero tampoco he llegado a aburrirme nunca. El problema es que los autores de esto son Ōba y Obata. Y, al menos yo, con este resultado no me quedo satisfecho. Mi nivel de exigencia es tal que hasta el alabado muchas veces por mí dibujo de Obata no logra satisfacerme en esta ocasión.


TESTING CON SPOILERS

Quiero pensar que el motivo del coñazo de personaje que es Mirai es jugar con las diferentes personalidades que un protagonista puede tener. Light era cruel y calculador, Mashiro alegre y constante en su trabajo, y ahora le toca el turno a un cobarde que se superará a sí mismo. Como idea no está mal, pero la ejecución ha tenido un resultado desastroso. No sé si como consecuencia de esta evidencia, o porque ya se tenía pensado previamente, el peso de la trama en el bando bondadoso pasó a ser llevado por Mukaido, con algo más de interés que la parejita. Como contraparte a Mirai, Metropoliman encarna los valores negativos típicos de un villano y pone demasiado fácil odiarle, lo que otorga muy poco atractivo al personaje pese a ese vano intento de humanizarle que es resucitar a su hermana. A su lado está Sokotani, el feo que ahora es guapo, con una trasfondo bastante ridículo y del que no vale la pena ni hacer comentarios.

Como he dicho, el desarrollo de la historia no es malo. El problema viene cuando se crean unos personajes tan vacíos que no logran darle interés a sus acciones. No he sentido en ningún momento nervios por saber cuándo va a morir Mukaido, por si Lepel conseguirá subir de nivel o por cómo se las va a arreglar Mirai para enfrenarse a Metropoliman. Ni siquiera me causa especial curiosidad quiénes son los candidatos a dios restantes. No es que me aburra leyendo, pero todo me causa cierta indiferencia que achaco sobre todo a mis expectativas previas hacia la serie. Una cosa sí. Y es que aunque antes haya comentado que el dibujo no me ilusionaba, tengo que mencionar la gran excepción del personaje de Mithrin, la erótica asesina lesbiana a las órdenes de Metropoliman. Mis diez ahí. 


VALORACIÓN

Dibujo: 7. Quizás es por haberme acostumbrado a él, pero creo que Obata no logra brillar en esta obra como sí lo ha hecho en otras tantas.
Línea argumental: 6. En buena dinámica, aunque no llega a sorprender como seguramente se esperaba de ella.
Personajes: 4. No consiguen hacerte empatizar con ellos y se limitan a cumplir su papel. Para mí, el gran error del manga.
Duración: 8. Prácticamente acaba de empezar y le queda muchísimo que contar. Tenemos serie para años.

Nota para Ruff: 6.75.

Estoy convencido de que si leyera este manga sin saber quiénes son los autores, mi valoración sería totalmente diferente y probablemente más alta. ¿Está bien exigirles más a estos por lo hecho anteriormente o tendría que entender cada obra de manera individual? Cualquiera de las dos perspectivas me parecen correctas, pero aquí quiero contar todo como lo siento. Por otro lado, pocos son esos autores a los que puede exigírseles más porque sus anteriores trabajos son tan buenos. A veces ser privilegiado tiene consecuencias como esta.

miércoles, 1 de marzo de 2017

FINAL - I am a Hero

 
Testings Manga 13 - I am a Hero - Mayo de 2013, 2015 y 2016

Publicación: 20 de abril de 2009 - 27 de febrero de 2017
Autor: Hanazawa Kengo
Género: Terror, gore, adulto
Volúmenes: 22

Como cualquier obra literaria, y casi todo en la vida, los mangas tienen un final. Los finales llevan una gran responsabilidad sobre ellos, ya que influyen en la valoración de una serie que puede llevarse años siguiendo. Las sensaciones que producen son definitivas, implacables y, en ocasiones, injustas con el contenido anterior. Una historia normalita con un buen final suele dejar a la gente satisfecha con la obra, mientras que una buena trama mal resuelta produce el efecto contrario, por mucho que en conjunto la segunda haya sido un mejor producto que la primera. El peso del final es demasiado importante y un capítulo puede cargarse de un plumazo lo que se ha estado sembrando en los doscientos anteriores. Y este efecto es aún más exagerado cuanto más ambicioso es lo propuesto en el desarrollo.

Evidentemente, todo esto viene por el final de I am a Hero. Tanto tiempo leyendo, flipando con los frentes abiertos, intentando dar sentido a lo que estaba ocurriendo y esperando cualquier tipo de respuesta para... nada. Ni una sola explicación. Ninguna. Y no, no es un final abierto, ni una proposición para que el lector saque sus propias conclusiones. Hanazawa ha cogido la carpeta de los ZQN y la ha cerrado de golpe, haciendo sonar las páginas con violencia. ¿No sabía cómo resolver su propio mundo? ¿Ha recibido alguna presión de la editorial para terminar el manga? ¿Se ha cansado de su obra? No sé si alguna vez lo sabremos. Pero si ha sido por decisión propia, le aplaudo irónicamente desde aquí por llevar al fango una serie que tenía todo para ser recordada en el ámbito del terror turbio.

El párrafo inicial intenta explicar cuál es mi sensación ahora. I am a Hero ha sido de mis mangas favoritos todos estos años. Su publicación lenta en internet se resolvió en 2016 con un acelerón que nos puso al día hace apenas tres semanas, justo para saborear su final prácticamente a la vez que en Japón. He leído varios tomos desde el último testing, cada uno con bastante que contar y momentos muy divertidos que ahora mismo no significan nada. Todo porque a falta de cinco capítulos, el autor comienza un epílogo en el que ya se vislumbra que el mundo de I am a Hero se quedará sin las respuestas a todas las preguntas que había abierto durante años.

SPOILERS

Este desenlace abrupto choca aún más cuando veníamos de un gran arco, en mi opinión. El grupo de Korori, el de Tomabechi y el de Hideo confluyen en el edificio tomado por Asada desarrollando una muy buena trama, emocionante y con ese tono sarcástico que impregna la obra. Durante el desarrollo de la misma incluso se abren más incógnitas, como la fusión de los Kurusu y que pueden haber sido "elegidos" por pasar una infancia dura por enfermedades o lesiones. Mientras tanto, Hiromi no parece ser reconocida por la mente colectiva como su reina, aunque sus emociones afecten en mayor medida a ese ente que las de los demás. ¿Por qué el autor sigue complicando todo lo relacionado con los ZQN si no tiene pensado aclarar nada? Puedo llegar a entender que lo ocurrido hace ya tiempo le haya superado y no quiera meterse en líos resolviéndolo, pero seguir alimentando al monstruo a pocos meses de finalizar el manga es no tener respeto por el mismo.

Nos quedamos sin saber qué ha pasado con la niña en Italia, el por qué de los mutantes conscientes como el hombre de patas largas en Barcelona, la razón por la que Hideo se sincronizaba con Kurusu al meterse dentro del ZQN grandote, en base a qué Hiromi es especial... Y otras tantas cuestiones más que ni enumeraré. Hay gente que está defendiendo el final aludiendo que esta no era una historia de zombies, sino de Hideo dentro de ese contexto, y que no hace falta explicación más allá de mostrar cómo Hideo se ha convertido en un héroe mundial al que nadie conoce. Esto es una verdad a medias. Es verdad que la razón por la que tanto me gustaba I am a Hero no era por su profunda trama y sí por ese tono turbio que siempre destaco dentro de un contexto de terror. El problema viene cuando el autor abre ese mundo en busca de la complejidad. Los capítulos enseñándonos cómo estaban otros lugares del mundo y, en menor medida, la inclusión de otros grupos y los Kurusu en la trama rompen con esa historia de situación y persiguen objetivos más ambiciosos en la trama. No se puede vender una cosa y no entregarla cuando corresponde.

Así ha quedado el tema. Podría estar hablando de lo genial que me pareció la muerte de Asada quemado por su amante zombie en un fondo de viñeta, o de la aparición de la hermana de Oda cadáver ayudando a Hideo. También me gustó ese momento del prota emocionándose al ver a Korori con su manga sin saber que era él. O la presencia de la eterna exnovia dentro de la mente colectiva. Pero no. Al final me quedo con la señora del parche rejuvenecida porque sí y con otras cosas dejadas a su serte que con mucha, mucha rabia, no me dejarán recordar I am a Hero como el gran manga que era. Los desenlaces pesan demasiado.


CONCLUSIÓN

I am a Hero ha alcanzado una nueva categoría una vez terminado. Una a la que varios mangas célebres pertenecen ya, y de la que no se puede escapar. Démosle la bienvenida a ese grupo del que ya forman parte series como Gantz. Ese al que se entra cuando para hablar de un manga, tienes que decir con gesto amargo aquello de "Pero el final...".

Nota para Ruff: 7