domingo, 23 de abril de 2017

Testing Manga 66 - Kingdom


Publicación: Enero de 2006 hasta la actualidad
Autor: Hara Yasuhisa
Género: Histórico, acción, militar
Volúmenes: 46 en la publicación de esta entrada

En una gran era de guerras en China como lo fue la época de los Reinos Combatientes, Xin/Shin y Piao/Hyo son dos huérfanos con el ambicioso deseo de unirse a las batallas y convertirse en grandes generales de Qin, su territorio natal. Trabajando como sirvientes, aprovechan su tiempo libre luchando el uno contra el otro y mejorando en el arte de la espada. Así eran sus días hasta que un vasallo del Rey de Qin los descubre y ofrece a Piao/Hyo irse con él a palacio, a lo que el chico accede viéndolo como un gran paso hacia su meta. No pasó mucho tiempo hasta que apareció herido de muerte en casa frente a Xin/Shin, al que le pide como último favor que asista a un punto en un pueblo cercano y ayude a quien está allí. Esa persona resulta ser el joven Rey de Qin Ying Zheng/Ei Sei, de aspecto idéntico a Piao/Hyo, al que usó como su doble ante un posible asesinato. Xin/Shin cumple con la voluntad de su amigo y pone su dedicación en proteger a un rey con un objetivo incluso más ambicioso que el suyo: unificar toda China.


TESTING GENERAL

Aunque siempre ha gozado de cierto éxito, en los últimos años se ha visto un curioso aumento de la popularidad de Kingdom. Actualmente es uno de los mangas más vendidos en Japón, y va camino de convertirse en una de las series históricas de referencia. Al desarrollar eventos relacionados con la realidad, ya sabemos cuál será el desenlace de la trama y asistiremos a la unificación de China por parte de los protagonistas. A día de hoy han sido publicados en Japón 46 volúmenes de la serie y, por la pinta que tiene la historia, no creo que estemos mucho más allá de la mitad de la narración. Por tanto, aún nos quedan muchísimos años de Kingdom. ¿Seguirá arrastrando la recepción de estos últimos tiempos y se convertirá en todo un fenómeno de masas, o su prolongada duración no podrá mantener tal acogida? Sea como sea, por ahora y desde hace años es un placer leer Kingdom.

Ya hablando del propio manga, se trata de una obra bélica en la que observamos una batalla tras otra entre grandes ejércitos de diferentes naciones. Según avanza el manga esos enfrentamientos son cada vez más masivos, llegando en las últimas etapas a verse encuentros entre grupos de cientos de miles de soldados. Como es evidente que es imposible representar de una manera real y lúdica conflictos de tales dimensiones, la obra tiene sus propios recursos y reglas no escritas para describirlos y dotarlos de ese componente manga. Por ejemplo, utiliza mucho los juegos de engaños entre generales a la hora de plantear estrategias, o magnifica el peso de los capitanes de escuadrón dentro de grupos pequeños para adjudicarles mayor importancia.

Por estas razones y otras tantas, me parece que pese a narrar acontecimientos reales, no es una serie realista. Creo que plantea una buena estructura en la que las batallas entre ejércitos y personajes son interesantes, pero abusa de algunas trampas para llevar las contiendas hacia donde le interesa. No creo que esto sea necesariamente un defecto, ya que no podemos olvidar que no deja de ser un manga, pero quiero dejar claro que al final se trata de un universo con normas ficticias dentro de un contexto más o menos verídico y fiel a los sucesos históricos. Por tanto, para disfrutarlo primero hay que aceptar sus reglas.

Una curiosidad. El manga, al estar basado en la sociedad china, plantea un problema a la hora de nombrar a los personajes, unidades e incluso lugares. Todos tienen un nombre chino y a su vez una adaptación al japonés. Ambas denominaciones son correctas, y dependiendo de la traducción que se lea se pueden encontrar escritas de una u otra forma. Yo he pasado por las dos, empezando con la china y terminando en los últimos volúmenes con la japonesa. Por eso, para dejar todo lo claro posible a qué personaje me refiero cuando lo nombro, pondré en mis entradas los dos nombres en el orden que he comentado. Buen calvario pasé cuando tuve que cambiar a la japonesa. La mayoría no se parecen en nada.


TESTING CON SPOILERS

Quizás me he puesto muy pesado con la irrealidad de Kingdom en los párrafos anteriores, pero creo que es un punto importante a tener en cuenta a la hora de valorar la serie. En un mundo que intenta emular al real no tienen sentido muchas de las cosas que pasan en cada batalla, y no son pocas. Por ejemplo, los duelos entre capitanes o generales. Para empezar, como forma de darle epicidad, el ejército de Qin siempre es inferior numéricamente al rival. Y por ello casi siempre gana los encuentros al asesinar a los generales enemigos por encima de acabar con sus ejércitos. La mayoría de veces esto se produce por un duelo entre líderes. O sea, que un ejército que posee una ventaja numérica frente al rival que a largo plazo asegura su victoria, deposita todas sus opciones en un combate uno contra uno. Pues esta es una tónica general del manga. O la de esos mismos líderes luchando en primera línea y matando a cinco soldados con cada estocada. El riesgo para ellos es cero, porque a un capitan sólo puede asesinarlo otro capitán. Los random nunca matan a un personaje importante. Por ello, los números sólo sirven para dotar de contexto a la batalla, lo cual es muy tramposo.

Otro recurso habitual son los ataques por sorpresa de unidades que hasta ese momento nadie había visto. En el enfrentamiento en el que Wan Qi/Ouki muere, Li Mu/Riboku aparece de la nada para decantar la balanza. En la saga del ejército de coalición, todo se salva gracias a las tribus de las montañas. Quiero mencionar especialmente el recurso más flipante de lo que llevamos de serie, que no es otro que la figura de Pang Nuan/Hoken, una persona que si la dejan se carga a un ejército entero ella sola con su alabarda, sin tropas ni nada.

Comentada ya esta forma de entender la guerra, vamos con los personajes. Esta es una gran virtud del manga, ya que ha conseguido incorporar a una gran cantidad de ellos con personalidad e interés en sus acciones. Xin/Shin es un excelente protagonista, Ying Zheng/Ei Sei tiene su propia historia también muy entretenida, y Diao/Ten y Qiang Lei/Kyo Kai complementan de manera estupenda el grupo. Me encantó ver el crecimiento de Diao/Ten, pasando de ser un personaje prácticamente cómico a un gran pilar para su unidad. Lo mismo con Qiang Lei/Kyo Kai, evolucionando desde su etapa de asesina a una gran compañera de Xin/Shin. Gran momento ese en el que le dice alegremente que quiere darle hijos.

La unidad Fei Xin/Hi Shin funciona de una excelente manera como grupo de pertenecia de los protagonistas y como lugar al que llamar hogar. El autor ha ido construyendo alrededor de ciertos personajes una sensación de amistad que utiliza además para darle fuerzas extra a la unidad. Aparte de los dos grandotes, no sabemos qué tal luchan cada uno, aunque tampoco deberían ser gran cosa porque inicialmente eran simples aldeanos. Como parte de esos trucos de los que he hablado, nunca se muere ninguno (con la excepción de Wei Dao/Bi Tou en una de las primeras batallas) a pesar de estar casi siempre en la vanguardia. Pero como iba diciendo, es la gente de Xin/Shin y es necesaria para esos momentos más distendidos de la serie.

La estructura de generales nos deja otros personajes interesantes. Ya hemos conocido las curiosas batallas de Huang Ji/Kan Ki, que parece ser el enemigo en casa, o las de Wang Jian/Ou Sen buscando el interés propio. Entre los muertos están Wang Qi/Ou Ki, uno de los pilares del manga, y Biao Gong/Duke Hyou, con una divertida forma de luchar a partir de su instinto. Nos dejaron buenos momentos y su herencia para Xin/Shin, que ya está empezando a usar la pesada alabarda. Mi general favorito era el hasta hace no mucho tapado Chang Pin Jun/Shou Hei Kun, que encima demostró poder luchar por sí mismo en el campo de batalla. Que sepáis que yo le apoyé antes de que fuera bueno.


VALORACIÓN

Dibujo: 8. Tiene su mérito representar a tantos soldados y que no haya confusiones en las viñetas.
Línea argumental: 7. Basada en hechos reales, no es exactamente original. Los guiones de las batallas se repiten un poco.
Personajes: 8. Muchos y con interés una gran parte de ellos, lo cual conlleva una gran dificultad.
Duración: 9. Los enfrentamientos son lentos y necesitan muchísimas páginas. Teniendo esto en cuenta, la extensión está justificada.

Nota para Ruff: 8.

Aunque parezca que saque defectos continuamente, no tiene nada que ver con lo que me ha gustado el manga en realidad. Simplemente, en ocasiones soy demasiado crítico con lo que me gusta, y Kingdom me ha gustado mucho. Es emocionante, evoluciona a buen ritmo y construye bien su mundo. Llama la atención que su temática haya llegado tanto a la gente, pero es una muestra más de que en ocasiones puede ser más importante cómo cuentes algo que lo que cuentes. Lo que sí es verdad es que después de leerme los más de 46 tomos del tirón, el ritmo semanal se me va a hacer difícil. Lo malo de un manga así es que las batallas se leen rapidísimo. Pero con gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario